A propósito de un plus http://bit.ly/JrncAV donde una joven confundía pecaminosamente el significado de  “chico malo” a su entender:

“desconsiderado, violento, ridículo, insensible, que haga maldad, que quiera vivir a costa del sufrimiento ajeno, que se aproveche de tus debilidades para su placer y beneficio en detrimento tuyo, que es capaz de venderte por un cigarrillo, etc.”

Hago este post en aclaración:

Chico malo:
El divertido que sale, bebe, parrandear y le gustan las aventuras y riesgos. Tiene muchos amigos, sale tarde, bebe cerveza en los barrios, etc. Que lleva a la novia a hacer rafting en Jarabacoa, o a lanzarse en paracaidas, etc.

Pero “el chico malo es más que eso…” dice una plusera, y agrega:

El chico malo es el que se atreve a ir en contra de lo establecido, a nadar contra la corriente en una sociedad de seres pre-hechos, pre-programados y políticamente correctos, éso es lo que hace sexy a un chico malo.

Chico bueno:
Es el chico de su casa que no rompe un plato: no bebe, no fuma, no sale de noche, es cariñoso, complaciente, que lleva a la novia a la universidad, y la va a buscar, va de compras con ella, le sirve de chofer, le hace mandados a la suegra, etc. En vacaciones se van todos juntos con la familia de la novia, y duermen en habitaciones separadas.

Dice otra plusera que “el chico bueno es el que tiene miedo a beber coca cola porque su mamà le dijo que eso hincha 😛 lol”

Pero principalmente “el chico malo es independiente, y el chico bueno es tan dependiente que se atreve a colgar una sábana garabateada en un elevado porque la tipa le dijo que “jode mucho”.

Chica buena:
La que va a la iglesia, ha tenido pocos novios (quizás solo 1 novio y piensa casarse con él). Va a la casa del novio con frecuencia, se lleva bien con la mamá, y hasta le lava la ropa, van juntos a todas partes, etc. Las relaciones de la chica buena son a nivel de novio, prometido, etc. Si un tíguere la invita a salir primero hay que establecer bajo que título y condicion es que van a salir.  Y peor aun: desde que se le roba un -besito- piquito hay que establecer que somos ahora.

Nunca va sola sola al baño; peor aun: tiene una pérfida tendencia en que salir con ella es salir con sus amigas. Y sobre todo tiene hora de llegada a la casa.

Nunca ha ido a una cabaña (o eso dice) y cuando entra a una se muestra sorprendida. Peor aun: es la que tipicamente dice que “no me gusta esta habitacion” y hay que dar vueltas por otras 4 ó 5 habitaciones de 3 cabañas diferentes, para ella sentirse a gusto. Para colmo: hay que apagar las luces; y consumado el hecho se cubre con tu camisa para ir al baño… Le gusta abajo, en misionero y no inventa mucho… hasta que se desacata.

En la playa la chica buena típicamente no suele usar bikini, a lo sumo un traje de una pieza.

Si hay que beber se conforma con una piña colada y máximo un daiquiri (porque sabe que con 2 se desacata).

La chica buena es fiel creyente en las tradiciones, se deja llevar por el machismo, pero es convenientemente feminista.  Lee Vanidades, Paulo Cohelo y ha consumido la saga completa de Twilight. Pero en el salón lee cosmopolitan cubierta con una vanidades. La página de inicio de su navegador suele ser univision.com y asegura que nunca en su vida ha visto porno.

Chica mala:
La que bebe cerveza, romo, whisky, fuma, y no depende de un hombre para nada. Va sola a una discoteca, a un bar, a un pub, y no tiene reparos en dar un chin de lengua alli mismo; conoce gente nueva, tiene su propio coro y no necesita un coro de amigas para ir al baño.

La chica mala conoce al menos 7 tragos diferentes, y sus recetas. No tiene miedo a comer lo que sea y probablemente tenga mas tolerancia al alcohol que tu.

En una cabaña la chica mala sabe cual habitacion es conveniente, y no repara en decirlo: “lleguemos a Horus que esa vaina Pegassus tienen el aire acondicionado dañao casi siempre.” Más aún: ella sabe los precios de las cabañas  “¿Y tu quiere metérmelo en Villa del Sol para ahorrarte $300 pesos? Ahí lavan las sabanas cada 5 dias; vamos a Helios que me gusta la sillita del dentista, y solo son $500 adicionales”. Y no, no necesita que le pidas su mano y le propongas matrimonio para ir a la cabaña. Tiene sus relaciones con diferentes niveles: “un tipo que conoci por ahi”, “un agarre”, “un hijoeputa pero que me guta”…

La chica mala lee Cosmopolitan. Y obviamente no niega que ha visto porno alguna vez.

Las diferencias son simples:

La chica mala puede salir sin pedir permiso, la chica buena acostumbra a pedirle permiso al novio hasta para peinarse la polllina para el otro lado…

Pero en la intimidad de su casa, cuando el novio está fuera de vista y los padres están dormidos, la chica buena pone la webcam y hace todas las diabluras del mundo; algo que no es característico de una chica mala: la chica mala no tiene que esconderse para ser mala.

Finalmente: una chica mala no dudaría en pagar la cuenta. La chica buena nunca, bajo ninguna circunstancia, pagará la cuenta (aunque esté podrida en cuarto y el novio tenga que coger prestado).

Con frecuencia no es difícil distinguirlas, aunque suelen pasar inadvertidas.

Plus relacionado: http://plus.google.com

    • Jajajajajajajajaja, maldito loco!!!! Jajajajajajaja, este tipo de articulo no lo escribiria una persona normal, aunque nunca te he considerado serlo. Cuidate.

  1. Aburría Abu says:

    Perfecta deficinicion en el caso de **Las buenas**, hay muchas personas que por costumbres, creencias religiosas, miedos y demas son santurronas y en muchas ocasiones tienen deseos reprimidos por dentro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>