De hecho 150 de 3500 universidades valen el esfuerzo (y costo) que supone estudiar una de sus carreras.

Lo dice el exsecretario de educación, al señalar que los estadounidenses incurren en deuda educativa al realizar estudios que no son rentables.

El énfasis está en carreras  (como las que allá llaman “artes liberales”) que no tienen demanda en el mercado, y cuyos graduados perciben ingresos que no se corresponden con el costo y esfuerzoo que supone realizar la carrera.

Un consejo que da William Bennet es hacer una carrera técnica, usualmente mas corta (2 años) y que a veces puede proporcionar ingresos mayores que una licenciatura o un master. En este caso pone de ejemplo enfermería.

No necesariamente se trata de la universidad, sino de estudiar una carrera de esas poco populares, pero con demanda y conocimientos aplicables lo cual, aunque sea de una universidad de segunda, puede proporcionar mejor desempeño que seguir el camino tradicional.

También recomienda entrar a trabajar antes de la universidad o hacer servicio militar (algo no aplicable aquí), como alternativas mas pragmáticas.

Luego de leer todo eso, termino pensando: ¿y si cambiamos EEUU por RD? ¿Que cambia? Parecería que es lo mismo, a menor escala.

¿Por qué sseguimos viendo esa desconexión entre las universidades y el entorno laboral? ¿Acaso no hay forma de arreglarlo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>