Sin dudas que el salami y la supuesta presencia de materia fecal en el popular producto alimenticio han sido el tema de la semana. Y me llama la atención porque ha sido un problema de índole política, manejo inadecuado de las comunicaciones, interpretación aleatoria de números que deben ser precisos, y lo que parece ser un desesperado intento de obtener buzz político. Primero un resumen de lo que se ha publicado: Todo comenzó con unas declaraciones de la directora de Pro-Consumidor en el sentido de que “El salami fabricado en el pais tiene bajos niveles de proteina” donde además agregaban que contiene otros elementos como coliformes fecales (E-Coli). Todo se planteó como una inocente nota de prensa en la cual se establece que se tomaron 258 muestras de salami de 22 marcas diferentes, para las cuales fueron seleccionados colmados, mercados,  supermercados, etc. y cuyos resultados señalan que:

  1. El 97% de las muestras tenían un nivel de proteínas por debajo del mínimo exigido (16%)
  2. Un 15% de las muestras presentó coliformes fecales
  3. Un 12% contenía alto contenido de levaduras (harina).
  4. Un 51% contiene exceso de nitrito de sodio por encima del límite permitido. Un conservante, que según el informe de ProConsumidor causa cancer. 
  5. El 83% de las muestras no contiene el número de lote. 
  6. El 61% no declaran el peso del producto. 
  7. El 20% presentaban el número de registro sanitario, pero de estos el 91% estaba vencido. 
  8. El 76% de las etiquetas tenían el número de registro industrial
  9. El 69% de las etiquetas no tenían fecha de vencimiento. 
  10. El 91% de las etiquetas presentaban declaracion de ingredientes.
  11. El 80% de los productos no declara el uso de carne de pollo mecánicamente deshuesada (MDM).
  12. El 95% no cumple con el etiquetado nutricional.

Todo eso forma parte de las noticias de la semana. Lo importante, lo que provocó el revuelo en internet, fue el segundo punto: la presencia de E-Coli en el salami, o mejor dicho: materia fecal, lo cual rápidamente se convirtió en un trend en las principales redes sociales, manteniendose en el top de Twitter y Facebook. Mas detalles en el reportaje de Acento:  Si te gusta el salami, podrías estar comiéndote la mismísima m… Las coliformes fecales (E-Coli)consiste, según Wikipedia, en una bacteria presente en el organismo de la mayoria de los mamiferos (seres humanos incluidos) las cuales habitan en el intestino y se propagan debido a higiene inadecuada. Ahora a lo que vinimos: Ante tales declaraciones,  la reaccion ha sido muy diversa, algunos alarmados, otros no han tomado en serio las declaraciones, lo cual es entendible si tomamos en cuenta que se trata de una funcionara que gusta de hacer declaraciones alegres y populistas para luego no hacer nada al respecto (primero el gas, luego el pollo, ahora el salami). Sin embargo, antes de lanzar opiniones de rigor, podemos ver que este no es un caso exclusivo:

  1. En 2011 hubo un brote de E-Coli proveniente de verduras que infectaron a mas de mil personas en Alemania, de las cuales unas 30 fallecieron.
  2. En 2007 un estudio similar alertó que “Altos niveles de coliformes fecales en longanizas“, lo cual acompañaron de unas tablas muy ilustrativas:

    Longanizas a granel con Coliformes fecales

    Recuento coliformes fecales MNS /g muestra

    Longaniza Chillán

    1.100

    Longaniza Llanquihue

    200

    Longaniza San Pablo,

    150

    Longaniza Súper

    23

    Longaniza OLY

    23

    Longaniza Winter

    9

    Reproduzco la tabla para que Altagracia Paulino de Pro-Consumidor vea cómo es que hacen las denuncias en un pais responsable como Chile.

  3. Otro estudio en Arizona, Estados Unidos, nos habla de que hay una gran cantidad de bacterias incluyendo coliformes fecales en los carritos de supermercado, lo cual se debe a las personas que tocan esos carritos sin la debida higiene.
  4. ¿Sabias que la pantalla de tu móvil tiene 18 veces más coliformes fecales que un inodoro? Esto lo sugiere otro estudio, lo cual cual parece ser algo fuera del conocimiento de los técnicos de Pro Consumidor.
Quiero dejar claro que no estoy defendiendo a nadie, solo trato de aclarar que estamos alarmados por algo que ha sido mediatizado a un nivel demasiado amarillista. Ha habido mucha malinterpretacion e ignorancia sobre el asunto.
Tanto el Ministerio de Salud Pública como la Dirección General de Normas (DIGENOR) han cuestionado la metodología y falta de rigor científico en las declaraciones de Pro-Consumidor. Y precisamente esa era una investigación que le correspondía a DIGENOR, pero estamos acostumbrados  a la duplicidad de funciones en nuestro tren burocrático.
El caso en cuestión ha sido mal manejado desde varias vertientes y dejan en el aire algunas interrogantes:
  • ¿Cuales fueron los criterios de analisis de esos productos?
  • ¿Porque realizar un estudio de esa naturaleza en mercados, colmados y supermercados para luego acusar al fabricante? Después que un producto ha pasado por tantas manos, la higiene del producto es algo que escapa al fabricante.
  • Un 15% tienen contenido de coliformes. ¿Que nivel de contenido? ¿Cuantas millonésimas de gramos por muestra? ¿Que tan grave puede ser el daño? Nota: la infeccion via respiratoria es algo que puede matarte en cuestion de minutos. Si el E-Coli llega al pulmón no tienes chance de sobrevivir.
  • ¿Cuales medidas se han tomado con esas empresas? Ante la gravedad del asunto debieron cerrarse de inmediato.
  • ¿Porqué engabetan un caso tan grave durante 7 meses? ¿Porque sacarlo ahora? Pro-Consumidor se escuda en que la ley protege la confidencialidad de la investigación, pero ya dicha confidencialidad fue rota desde el mismo principio.
  • ¿Porque se hace un anuncio de tal naturaleza y dejar huérfana de información a quienes preferirían no comer productos contaminados?
  • ¿Porque dañar toda una industria cuando se trata de una parte?
  • ¿Alguien tomó en cuenta el impacto que esto puede tener en las exportaciones? Tal impacto ya se deja notar cuando legisladores en Haiti piden prohibir las importaciones dominicanas de salami, algo común de aquel lado que ya pasó con los pollos, huevos y cerdos en años recientes.
  • ¿Tienen esos funcionarios idea de que unas declaraciones tan alegres pueden provocar pérdidas millonarias a empresas que cumplen sus normas?

En lugar de seguir interminablemente, colocaré algunos enlaces al respecto:

Estamos evidentemente un evento para el que Pro-Consumidor no estaba preparado. Sus declaraciones fueron tomadas e interpretadas a pleno antojo por los medios y las redes. Fueron desvirtuadas, sacadas de contexto, modificadas., etc. pero en el fondo seguían siendo declaraciones alarmantes que necesitaban asesoria de alguien con conocimientos de relaciones públicas y buen olfato político. Más aún: en ningún momento se tomó en cuenta el impacto que esto tendría en las redes sociales y fue precisamente en las redes sociales donde el episodio adquirió magnitud de escándalo, una situación que se salió de control y que ahora requerirá un enorme esfuerzo para reparar el daño.

Ya antes en un amago de responsabilidad los productores de embutidos habian denunciado el uso de deshechos en la fabricacion el salami. Se referían a que se importan despojos (huesos, grasas, piel) para molerlos y echarlos al salami. En resumen: lo que se conoce como pico y pala: patas y pescuezo de pollo, huesos de cerdo. Una práctica ampliamente usada por los pequeños productores, pero que influye mucho en la calidad y afecta las ventas de los grandes, obviamente.

Hasta el momento solo Induveca ha respondido al tema, como era de esperarse, puesto que es la que controla mas de 3/4 partes del mercado. Aún queda pendiente la reacción de Checo y Sosua, empresas que hace algunos años fueron adquiridas por un gran conglomerado mexicano.

Tenemos políticos estancados en otra época, que aún no asimilan el hecho consumado de que en los últimos 15 años la sociedad ha cambiado, el acceso a los medios ha cambiado, el manejo de la información ha cambiado, y cualquier persona con acceso a un teclado y una conexión a internet puede adquirir toda la información disponible sobre los coliformes fecales o cualquier otro tema en solo un par de clicks.

El estado requiere cambios profundos. Necesita personas que no solo sepan manejarse en su área, sino que también puedan identificar puntos sensibles, delegar, trabajar en equipo. Se necesitan normas, pero no solo normas en papel, sino para cumplirlas y hacerlas cumplir. No se puede andar dando declaraciones a la ligera sin medir consecuencias.

En resumen: realmente no entiendo que es lo que se busca con este tipo de declaraciones. Hace unas semanas era el pollo, y unos meses atrás era el gas, hoy es el salami ¿que será mañana?

En mi opinión, todo este debate no es más que un tema político: la señora quiere conservar su puesto, quiere aparentar que trabaja, quiere hacer en unas semanas lo que no hizo en 4 años. Quiere sonar, buscando que Danilo no la haga saltar el 16 (probablemente lo haga el17), quiere que su trabajo suene y el pais sepa que  “está trabajando” en lo que parece ser la defensa del pueblo. Los más suspicaces sospechan que existe la posibildiad de que esté metiendo presión, los empresarios $aben como contener ese tipo de $a$ declaracione$.

Queda una pregunta en el aire, y es con respecto a Haití: Cada vez que se les suben los monos en la cabeza los haitianos se creen suizos, y no pueden comer lo que comemos nosotros; como los pollos y huevos cuando la gripe aviar, o el cerdo cuando la gripe porcina. Me gustaría saber desde cuando un haitiano es tan gourmet para creerse mas delicados que nosotros. Lo pregunto en serio pues (aunque no quiero sonar xenófobo) eso es una muestra del nivel de disparatología al que puede llegar un haitiano.

Aclaro el uso de “supuesta presencia” debido al hecho de que Pro-Consumidor es una autoridad de control de mercado, no es una autoridad sanitaria. La supervision de la calidad de productos (comestibles o no) corresponde a Digenor, y si hacen daño a la salud le corresponde al Ministerio de Salud Pública tomar medidas; en este caso tanto Digenor como Salud Pública han descalificado a ProConsumidor. Además de que ProConsumidor no ha presentado ningún informe, ni estudios, ni pruebas de nada.